El último trabajo de Rihanna (22) ha llegado cargado de polémica. Hasta once países de Asia y África han censurado el nuevo vídeo musical de la cantante, titulado "S&M", por tener un alto contenido erótico y connotaciones sexistas. Tanto es así, que la MTV se está pensando reeditar el vídeo para poder incluirlo en sus emisiones e incluso el portal YouTube le pide a sus usuarios que confirmen su mayoría de edad para poder visualizarlo.

En la polémica cinta, podemos encontrar a una Rihanna muy subidita de tono con trajes de latex, látigos e incluso paseando al bloguero Pérez Hilton (32) como si de una mascota se tratase. Además de haber causado tanta polémica en torno a su contenido, el vídeo ha sido acusado de plagio. Según publica radaronline.com, los escenarios son muy similares a unas fotos realizadas para Vogue por el famoso fotógrafo David LaChapelle (47).

Lo curioso es que el último trabajo de Rihanna podría verse superado en cuanto a polémica se refiere por el nuevo video de Lady Gaga (24). El single "Born this Way", que se estrena el próximo 13 de febrero y en el que han participado un gran número de transexuales, podría convertirse, según el diario Daily Star, en el vídeo más impresionante de la historia.